¿Por qué le tenemos miedo al dentista?

Sufrir ansiedad al pensar en visitar al dentista es muy común. Tanto es así, que una de cada diez personas siente temor a acudir a la consulta de un profesional de la odontología.

La causa más frecuente de este temor es el pensamiento de que se va a sentir dolor. No obstante, hay otros factores secundarios que influyen, como la vergüenza a enseñar los dientes, la poca costumbre de acudir a la consulta dental e, incluso, el sonido de las herramientas odontológicas.

Un estudio realizado en cerca de 1000 ciudadanos británicos en 2009 por el equipo del psicólogo Gerry Humphris, de la Universidad de St Andrews, demostró que las mujeres son más proclives a sufrir este miedo que los hombres. En concreto, las personas de menos de 40 años lo sufren cuatro veces más que las personas mayores de 60 años.

Es importante tener en cuenta que, a causa de esta fobia, se está expuesto a padecer muchas enfermedades bucodentales que pueden deteriorar gravemente nuestra salud.

Seis remedios para evitar la fobia al dentista

  • Antes de acudir a la consulta del odontólogo, visita la clínica y familiarízate con el ambiente.
  • Tras esto, pide cita lo antes posible, así evitarás que el propio miedo te haga posponerla.
  • Ten en cuenta que la primera consulta se suele utilizar para hacer una evaluación inicial. Aprovecha esta revisión para realizar todas las preguntas que te surjan e infórmate de cada tratamiento que debas realizarte.
  • Piensa que la tecnología ha avanzado considerablemente en estos últimos añ Por ello, la mayoría de los tratamientos suelen ser completamente indoloros.
  • Acuerda con tu dentista una señal que signifique “necesito un descanso”. Así, sentirás un mayor control de la situació
  • Piensa en algo o alguien que pueda relajarte en esa situació Puede que escuchar música o ir acompañado de un amigo o familiar haga que te sientas más tranquilo.

Es muy importante que elijas un dentista que te inspire confianza. En Clínica Primdental somos profesionales expertos en odontología acostumbrados a domar este tipo de miedos en nuestros pacientes. Por ello, estaremos encantados de ayudarte a combatirlos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *